2 comentarios

La Compañía de Guardias Jóvenes vista por Laurent en 1878

La fotografía del siglo XIX discurre sobre todo entre el retrato y las vistas urbanas o monumentales, más extraño es encontrar algún trabajo de cualquiera de aquellos fotógrafos realizado “por encargo”. Y este es el ejemplo que mostramos a continuación, un precioso álbum realizado por la Casa Laurent (J. Laurent y Cía.) para la Compañía de Guardias Jóvenes en 1878.

Jean Laurent y Cia. [Colegio de Guardias Jóvenes] Clase de instrucción primaria. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

Jean Laurent y Cía. [Colegio de Guardias Jóvenes] Clase de instrucción primaria. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

El conjunto de seis cuidadas fotografías aparece en un álbum encuadernado en tela roja con el título en letras doradas: “España. Compañía de Guardias Jóvenes. Vistas fotográficas 1878”, e incluye una página con la dedicatoria: “A S. M. el

Álbum fotográfico de la Compañía de Guardias Jóvenes, 1878. Portada y dedicatoria

Álbum fotográfico de la Compañía de Guardias Jóvenes, 1878. Portada y dedicatoria

Rey Don Francisco de Asís la Compañía de Guardias Jóvenes 1878″. Además de los créditos impresos del fotógrafo, todas ellas están tituladas a mano en tinta negra. En la parte superior se indica: “Cuerpo de la Guardia Civil” “Escuela de Guardias Jóvenes”. Y a pié de foto los títulos descriptivos de cada escena.

Esta Compañía estaba formada por los alumnos del Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada (Polillas), institución que nació como internado con la finalidad de socorrer a los huérfanos de la propia Guardia Civil (creada en 1844) y prepararlos para un posible futuro como guardias. Tras su inicial ubicación en Madrid -Cuartel de San Martín- se trasladó después a Pinto, para acabar definitivamente instalado en 1856 en Valdemoro, en la antigua Real Fábrica de Paños y Tapices del Reino, denominada “Los Longistas”, un edificio que se acondicionó con los requerimientos propios de un internado del siglo XIX.

El trabajo de Laurent está fechado en 1878, un momento justamente anterior a la obligada ampliación que tuvo lugar en 1879, debido al aumento del número de alumnos que hasta esas fechas estaban organizados en una única “compañía”. Dos de las imágenes presentan a los educadores y a los internos uniformados y en formación en el exterior, son las tituladas: “Formación para esgrima de bayoneta” y “Formación en columna”.

Jean Laurent y Cia. [Colegio de Guardias Jóvenes] Formación en columna (detalle). Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

Jean Laurent y Cía. [Colegio de Guardias Jóvenes] Formación en columna (detalle). Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

Es interesante observar en el detalle de esta última imagen los tricornios de los guardias y las gorras rígidas o quepis de los chavales, los miembros de la banda de música con sus instrumentos, el capellán con su sobrero de teja, y el mulero tocado con un sombrero castellano, observando con curiosidad la pose para la fotografía, tras la tapia del recinto junto a su carro de dos mulas.

Las cuatro fotografías restantes muestran las instalaciones de la escuela: “Clase de instrucción primaria”, “Comedor”, “Sala de aseo” y “Dormitorio”.

La pulcritud y el orden reinan en estas cuatro estancias, de las que mostramos aquí el aula y la sala de aseo, sin embargo dentro de la modestia que se supone en esta institución, llama la atención el esmero con el que está acondicionado, los detalles de un cierto confort y el cuidado en los elementos decorativos, como los estores que cuelgan ante las ventanas, las bonitas lámparas de ambas estancias o el mapa y las múltiples láminas que llenan las paredes de la clase de primaria.

Jean Laurent y Cia. [Colegio de Guardias Jóvenes] Sala de aseo. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

Jean Laurent y Cía. [Colegio de Guardias Jóvenes] Sala de aseo. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

La sala de aseo no se queda atrás: ¿Se ha fijado en estos sofisticados lavabos colectivos? una instalación que por su singularidad mereció la inscripción que se aprecia en el extremo del primero y que reza: “Se construyó siendo Director Gral. el Excmo. Sr. D. Fernando Cotoner Marqués de la Cénia”.

Leer estas fotografías nos plantea algunos interrogantes: en primer lugar ¿por qué la Compañía de Guardias Jóvenes le dedica a Francisco de Asís este álbum?. Las crónicas nos hablan de la relación que el Colegio estableció con la monarquía a base de formar en la vecina estación de Aranjuez cada vez que los reyes pasaban por allí, hasta el punto de que el 10 de junio de 1864 el rey consorte, Francisco de Asis, revistó la compañia con el príncipe [Alfonso XII] de la mano. Desde este día, la Reina nombro protector de la Compañía a S. A. R. el Príncipe Alfonso.(1)

¿Podría ser esta “protección especial” el origen de la prosperidad de este internado?, ¿Por qué el álbum no se dedica al príncipe Alfonso?, ¿Por qué se hacen estas fotografías en esa fecha de 1878, cuando se está gestando la futura ampliación que ya hemos visto fué aprobada al año siguiente?

Por último hemos de felicitarnos por la conservación íntegra de este álbum que ha llegado tal cual se creó hasta nosotros.

Otros ejemplares del álbum:

La Biblioteca Nacional de España posee un álbum muy similar, las fotografías y la encuadernación son las mismas, la diferencia es la ausencia de dedicatoria y títulos en las fotografías, además el título del álbum está en francés: “Espagne: Compagnie de jeunes gardes: Vues photographiques 1878“.

La Real Biblioteca tiene también un ejemplar, encuadernado en tela verde, que suponemos igual al nuestro, aunque no hemos podido comprobarlo.

Bibliografía:

(1) La Compañía de Guardias Jóvenes (Fundamentos de su creación). Benemérita al día. 2014; noviembre.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

2 comentarios el “La Compañía de Guardias Jóvenes vista por Laurent en 1878

  1. Hola Sr. Juan Antonio Fernández Rivero:

    Investigo la Historia de la Fotografía en Melilla, ciudad en la trabajaron durante bastantes años los descendientes del profesional Francisco Martín Ramos así como algún tiempo Antonio Martín Naranjo ( Ver pág. 153 de su obra “Historia de la Fotografía en Málaga durante el siglo XIX” (1994).

    Si desea usted contactar, mi email es: judiez10@gmail.com

    Saludos desde Melilla, Juan Díez Sánchez

    Me gusta

  2. Siempre es interesante ese “matrimonio” entre la Historia y la Fotografía.
    La Fotografía inmortaliza momentos de hechos o situaciónes que nos hacen comprender mejor la Historia que transcurría en esa época y en ese lugar.
    Momentos congelados para siempre en esa memoria que es nuestra Historia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: