6 comentarios

Un botón de la “Casa Laurent”

Efectivamente, la imagen que está usted viendo corresponde a un botón decorado con una cámara fotográfica, con su objetivo, rodeada de rayos de sol y de la inscripción “FOTOGRAFÍA DE J. LAURENT“.Botón de los uniformes de los empleados del fotógrafo Jean Laurent. Madrid 1860-80

El mensaje que nos transmite esta fotografía es muy claro: podemos afirmar que se trata de uno de los botones de la indumentaria que vestían algunos de los empleados de este estudio fotográfico, el más famoso estudio madrileño durante la segunda mitad del siglo XIX, que durante unos 40 años radicó en el número 39 de la Carrera de San Jerónimo.

Imaginamos que este botón perteneció al uniforme de un conserje o recepcionista, un elegante personaje acorde con la decoración exterior del estudio que facilitara el acceso al establecimiento fotográfico. Ya que al tratarse de un botón de cierta envergadura, 29 mm de diámetro y forma semiesférica, estaba necesitado Dorso del botón de la casa Laurent de una prenda de cierta contundencia que lo sostuviera, con seguridad junto con otros compañeros idénticos, quizá una librea, una casaca o un gran chaquetón … Aunque también podría tratarse de la chaqueta del “botones”. En cualquier caso una prenda que posiblemente los empleados dedicados a tareas técnicas habrían sustituido por una bata o guardapolvos, más prácticos a la hora de manipular productos químicos o de proceder directamente a la realización del retrato.

Si nos fijamos en el anverso, se descubre una inscripción: * TW&W * PARIS que revela la marca del fabricante:  TRELON WELDON & WEILL Paris-France, uno de los más conocidos boutonniers que desde 1814 estaba spécialisé dans le bouton en métal en la fábrica que fundó M. Trelón empleando a jóvenes delincuentes como aprendices,Logotipo del fabricante del botón de Laurent y que pasado el tiempo realizó toda clase de brillantes botones tan necesarios en uniformes militares o civiles, presentes en todos los estamentos de funcionarios y también del mundo del comercio o de la fotografía, como estamos viendo … a poco que usted busque en Internet comprobará cómo los coleccionistas de botones le ilustrarán sobre este infinito mundo, botones con soles, lunas, escudos, animales, letras, armas … pero no nos vayamos por las ramas.

Obviamente el Sr. Laurent no escatimaba esfuerzos para dotar de los detalles más distinguidos a su negocio, y parece que no encontró en Madrid ningún artesano que reprodujese a su satisfacción la cámara resplandeciente, por lo que recurrió al más acreditado fabricante parisino.

Desde luego un botón tiene mucha más información de lo que pudiese parecer a primera vista, y seguramente esta razón nos pasó por la cabeza cuando lo encontramos, en Francia, hace ya más de diez años.

Entre las miles de fotografías de la Casa, no se conoce ninguna en la que se pueda observar algún detalle de las instalaciones del estudio de Laurent ni de sus operarios, aparte del carro-taller que hemos visto reproducido en múltiples publicaciones. En cuanto al aspecto de la fachada de su establecimiento en la Carrera de San Jerónimo nº 39, junto al periódico “La Discusión” y cerca de Las Cortes, se conoce una única fotografía, anónima, en la que se aprecia el edificio y el cartel “Fotografía 39” que colocó en la galería acristalada que ocupaba la última planta(1). Nada sabemos de su interior salvo los decorados que sirven de complemento y fondo a sus retratos.

En cuanto al personal, nuestro amigo Carlos Teixidor, conservador en el Instituto del Patrimonio Cultural de España que custodia los negativos del fotógrafo, nos ha mostrado alguna fotografía en la que aparecen empleados en exteriores, pero siempre sin uniforme.

El legado de Jean Laurent es inmenso, miles de fotografías y de negativos de un catálogo impresionante. Al resto de su entorno ahora podemos añadir este pequeño/gran botón.

(1) Fotografía publicada en: Gutiérrez Martínez, Ana: “J. Laurent, creador, innovador y maestro de la fotografía“, en VV.AA.: Jean Laurent en el Museo Municipal de Madrid. Retratos, Museo Municipal de Madrid, Madrid, 2005, Tomo I, p. 38.

¡Gracias por leer esta entrada!

Agradeceremos tus comentarios.

Anuncios

6 comentarios el “Un botón de la “Casa Laurent”

  1. Magnífico hallazgo, como coleccionista sé la emoción que debieron de sentir.
    Ante todo felicitarles por su admirable trabajo que sigo desde hace años.
    Aprovecho la ocasión para hacerles partícipes de mi investigación sobre el fotógrafo A. Cavilla de Tánger, Que espero sea de su agrado.
    http://antoniocavilla.blogspot.com.es/
    Un cordial saludo.
    Carol Honorio.

    Me gusta

  2. Gracias Laura y Carlos por vuestras aportaciones.

    Me gusta

  3. ¿Sabeis por qué a los “botones” -aquellos chicos que hacían de recaderos en los bancos, en los hoteles, etc.- se les llamaba así? Porque cuando ingresaban en el nuevo trabajo, en vez de darles un uniforme, les daban los botones, distintivos de la entidad. A los chicos, las madres les cosían y descosían los botones de los abrigos, para que el fin de semana pudieran ir a misa con su único abrigo, vestidos de calle. Todo eso me lo contó un gran fotógrafo, Paco Ontañón, que entró a trabajar como botones de un banco en Barcelona cuando tenía 11 años. Cuando vi vuestro botón tan lujoso e historiado de la casa Laurent he pensado inmediatamente en el abriguito desgastado de Paco reluciendo con los botones dorados del banco de Santander. Los estudios de fotógrafo tenían un montón de empleados. Imagino que no todos cualificados ni bien pagados. Seguro que también funcionaban así, disimulando las miserias de sus empleados con botones deslumbrantes…
    Muchas gracias por compartir con nosotros toda vuestra sabiduría a través de la colección.
    ¡Un abrazo desde Barcelona!!

    Me gusta

  4. Muy interesante. Estos botones también pudieron ser usados, a partir de 1868, por los empleados de la sucursal parisina de la casa Laurent. En París, Laurent tenía una tienda para vender fotografías de España y Portugal. Allí nunca tuvo un estudio de retratos. Teniendo en cuenta que los botones se fabricaron en París, es muy probable que los llevasen también los empleados de esa sucursal (primero en Rue Richelieu, número 27. Y después en la rue Drouot).

    Me gusta

  5. Original fotografía del botón.
    Investigar es lo vuestro
    !!!! Adelante !!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: