1 comentario

Fotografía grotesca

Grabado equívoco de una señora que visto boca-abajo se convierte en una cabeza de cerdo

Anónimo. Carte de visite. Albúmina reproduciendo un dibujo. [Francia] 1860/70

La creación de imágenes grotescas, a veces como una antítesis necesaria de la belleza, y otras con intención crítica o satírica, es casi una presencia constante en la expresión artística occidental.

El fenómeno, que tiene en su haber una muy interesante reflexión teórica, Wolfgang Kayser (1966), Frances Barasch (1971), Philip Thomson (1972), se ha estudiado a través de la historia del arte(1), pero es la primera vez que sobre este concepto se organiza una exposición monográfica.

El Museo Picasso de Málaga ha presentado una muestra excepcional, comisariada por su director José Lebrero, con el título :

Louis-Léopold Boilly. A gathering of thirty-five expresive heads, Óleo, Ca. 1823-1828

“El factor grotesco” – del 22 de Octubre de 2012 al 13 de Febrero de 2013

Algunos medios nacionales, la han calificado como uno de los sucesos culturales más importantes del año. ¡No se la pierdan!

En una sucesión cronológica puede admirarse la obra de autores como: Da Vinci, Dalí, René Magritte, Roy Lichtenstein, Paul Klee, Willem de Kooning, El Bosco, Max Ernst, Bourgeois, Man Ray, Goya, Sánchez Cotán, Antonio Saura, Francis Bacon, Gutiérrez Solana, Cindy Sherman, Juan Muñoz, James Ensor, Hogarth, Gustave Doré, entre otros muchos….. todos ellos quisieron mostrar la cara menos amable de la realidad, o los aspectos más ocultos de su imaginación. El lado oscuro del arte, que se manifiesta a través del tiempo, en más de 270 obras procedentes del Prado, el British Museum, el Louvre, el MOMA, o de otras múltiples instituciones ó colecciones privadas. Dibujos, pintura, escultura, grabado, grabaciones sonoras … y también fotografías.

Fotografía grotesca

El evento nos ha hecho repasar algunas de las manifestaciones de los primeros tiempos de la fotografía en la que encontramos testimonios de la realidad grotesca, en un principio más con una intención documental que artística, a veces realizada con fines científicos o policiacos, es por ejemplo el caso del uso de la fotografía para la identificación de criminales, iniciada por el francés Alphonse Bertillion en 1880, o de la fotografía médica utilizada para clasificar enfermos mentales o en la descripción de malformaciones.

Pero el fenómeno mediático que supuso la “cartomanía“, al extenderse la moda de coleccionar retratos en este formato que reproducía el de las tarjetas de visita, tuvo en este sentido impredecibles consecuencias.

– Una de ellas fué el uso de las “cartes de visite” para la reproducción de las obras artísticas de reconocidos autores, o para difundir también otro tipo de imágenes, con intencionalidad crítica o política, algunas de las cuales podríamos calificar como grotescas ya que incorporan elementos chocantes, o estéticamente desagradables o, como en el caso de la ilustración, ofreciendonos imágenes que pueden ser percibidas de manera diferente, según se miren.

  • Si miramos la imagen de la izquierda, observamos el perfil de una señora, con una leyenda en la parte superior: Ici est le portrait de madame Quiliro pas
  • Si le damos la vuelta el rostro se ha convertido en el de un cerdo, y podemos leer ha voila son portrait

– Otra faceta interesante son los retratos de ciertos personajes extravagantes que solían exhibirse como monstruosidades en circos y ferias, y que al llamar la atención del público son incorpodos a las colecciones comerciales de cartes de visite.

El blog: “La boite verte” incluye de vez en cuando un espacio dedicado a fotografía antigua, y ha publicado un curioso post sobre fotografía de personajes deformes: “… el fotógrafo Charles Eisenmann tenía su estudio en Nueva York en 1870 y, además de hacer retratos de gente común que tenía una pasión por los “freaks” que se mostraban en el recinto ferial y no perdía la oportunidad de fotografiarlos. Acumuló más de 700 de estos retratos”.

– Algunas son fotografías que tienen a la vez un caracter humorístico o erótico.

Fotografía de una señora del siglo XIX de espaldas con la falda levantada

Anónimo. [¡Señora de espaldas!]. Albúmina. Carte de visite. Ca. 1865

   En esta fotografía la señora se ha levantado las faldas, pero en el lugar en el que se encontraba su “trasero” el fotógrafo ha recortado la foto. Y aquí está el truco, el vendedor debe instruir al cliente sobre cómo ver correctamente la imagen: El espectador debe colocar las yemas de dos dedos juntos y hacerlas coincidir con el agujero de la foto por el envés, y así obtendrá el efecto deseado.

(1) Fernández Ruiz, Beatriz. “De Rabelais a Dalí: La imgen grotesca del cuerpo”. Valencia. Universidad, 2004

Otra referencia interesante:  Oliva López Sánchez, « “Dos en uno y cada uno en dos” : La imagen del cuerpo monstruoso en la teratología del siglo XIX en México », Nuevo Mundo Mundos Nuevos [En línea], Debates, Puesto en línea el 29 noviembre 2009, consultado el 13 marzo 2013. URL : http://nuevomundo.revues.org/57824 ; DOI : 10.4000/nuevomundo.57824

Anuncios

Un comentario el “Fotografía grotesca

  1. Fantastico blog que he conocido gracias a los medios de comunicación. Viendo esta magnífica fotografia de la Señora de espaldas quisiera preguntarle si tiene en su colección especializada en el s. XIX fotografias eróticas españolas -o atribuibles a España- porque estoy estudiando la ilustración litográfica erótica de esta época en España. Muchas gracias y felicidades por su colección y el ponerla a disposición de los interesados en el tema.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: