Deja un comentario

La CFRivero en Daguerreobase

DAGUERREOBASE collective cataloguing tool for daguerreotypes“, es un proyecto que pretende reunir los fondos europeos de la más primitiva técnica fotográfica.Daguerrotipos de la CFRivero en Daguerreobase

La CFRivero ha subido a este repositorio 58 daguerrotipos, lo que nos sitúa como una de las más importantes de las 21 colaboraciones españolas. Todos ellos pueden consultarse aquí.

Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860

Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860

Y es que los daguerrotipos, esas imágenes únicas que en un reflejo nos brindan el positivo y el negativo al mismo tiempo, son objetos extraños y frágiles de los que no nos han llegado demasiados ejemplos. Así que no es extraño el interés por salvar y difundir estas imágenes que afortunadamente han despertado en interés de los coleccionistas y de las que en España tenemos escasos ejemplares.

Incluso bastantes de los daguerrotipos que figuran en las colecciones españolas son de factura francesa, inglesa y con mucha frecuencia procedentes de Estados Unidos, ya que en este país se practicó esta técnica hasta bien entrada la década de 1860, unas fechas en las que en Europa se había ya sustituido por la fotografía de negativo intermedio.

Franck y Wigle. Retrato de una joven. Daguerrotipo iluminado. Barcelona, 1850/60

Franck y Wigle. Retrato de una joven. Daguerrotipo iluminado. Barcelona, 1850/60

Hemos querido traer aquí estos tres ejemplos interesantes de este grupo de daguerrotipos de la CFRivero:

  • El increible retrato de este niño (arriba), que permite admirar la calidad que podía alcanzar la imagen daguerrotípica, capaz de mostrar hasta el más mínimo detalle de la fotografía. Aunque nada podemos decir del autor, sí sabemos que es de origen francés.
  • El retrato de una joven, cuyo vestido estampado está levemente coloreado y en el que destacan sus joyas doradas. Interesante, a pesar de que el tiempo ha dejado su
Franck y Wigle. Etiqueta de un dorso de daguerrotipo. Barcelona, 1850/60

Franck y Wigle. Etiqueta del daguerrotipo anterior. Barcelona, 1850/60

huella en él, ya que se trata de un daguerrotipo realizado en Barcelona por el estudio que Franck y Wigle (François Marie Gobinet de Villecholles y Alejandro Wigle) (1), fotógrafos franceses, mantuvieron en la Rambla del Centro 18, y que estuvo abierto al menos desde 1855 hasta 1858, año en que se trasladaron a París.

  • Y un daguerrotipo estereoscópico realizado por Louis Jules Duboscq, óptico parisino a quien David Brewster pidió ayuda, allá por 1850, para el perfeccionamiento de su visor estereoscópico. Duboscq tuvo entonces la gran idea de visualizar con el estereóscopo, no ya los dibujos geométricos con los que se había experimentado anteriormente, sino el nuevo invento: fotografías. El mismo Duboscq realizó las necesarias estereoscopias, tanto al daguerrotipo “como en papel y cristal, … convirtiéndose así en el primer practicante de la fotografía estereoscópica en Francia”(2). En este caso mostramos una composición a base de diversos objetos, muy original para este tipo de fotografías.
Louis Jules Duboscq. Gatito de peluche en un cesto. Daguerrotipo estereoscópico. 1851/55.

Louis Jules Duboscq. Gatito de peluche en un cesto. Daguerrotipo estereoscópico. 1851/55.

Daguerreobase permite el acceso al principal repositorio digital de daguerrotipos del continente, con la voluntad de facilitar el estudio a profesionales y aficionados de todo el mundo y está a su vez apoyado por EDA, the European Daguerreotype Association. Un precioso recurso también para disfrutar.

Bibliografía

Daguerrotipos, los primeros registros fotográficos. Daguereobase Consortium, 2014

(1) García Felguera, María de los Santos. El papel de París y los fotógrafos franceses. En: El arte español entre Roma y París (siglos XVIII y XIX): Intercambios artísticos y circulación de modelos. Volumen 143 de Collection de la Casa Velázquez. Editores: Luis Sazatornil Ruiz, Frédéric Jiméno. Casa de Velázquez, 2014.

(2) Fernández Rivero, Juan Antonio. “Tres dimensiones en la historia de la fotografía: la imagen estereoscópica“. Málaga. Editorial Miramar, 2004. Pag. 30.

Entradas relacionadas:

Daguerrotipos “Made in Spain” Daguerrotipo de José María Blanco (Cádiz) de un militar español, realizado hacia 1855. (Col. Fernández Rivero) Tras los pasos de Lorichon Daguerrotipo coloreado de Dorotea Sholtz de Málaga, n 1857, realizado por E. Lorichon
Hallado un daguerrotipo de Gairoard Jean Gairoard. Retrato de caballero. Alhaurín el Grande (Málaga) 1849. Daguerrotipo (Col. particular) Las dos fotografías más antiguas de la CFRivero Anónimo. Retrato de dama. [Familia d'Orleans]. Daguerrotipo. Francia, 1843 (Col. Fernández Rivero)
2 comentarios

Fotógrafos en el terremoto de Andalucía en 1884

El día de Navidad de 1884, pasadas las nueve de la noche, la tierra tembló entre Málaga y Granada(1), al norte y al sur de las sierras de Tejeda y Almijara. 20 segundos bastaron para que los 6,5º que alcanzó la intensidad del terremoto, arrasaran pueblos enteros y costaran la vida a más de 1000 vecinos.

[Leonardo] Camps y Cia. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.

[Leonardo] Camps y Cía. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.

Una gran calamidad que se agravó por lo escabroso del terreno y por las bajas temperaturas ya que llegó a nevar por aquellos días, cuando el rey Alfonso XII visitó algunas de las poblaciones llevando las promesas de reconstrucción del gobierno.

El suceso y sus consecuencias fueron objeto de la atención de todo el país, en los medios periodísticos nacionales, incluso internacionales, y fue seguido también de una serie de estudios científicos… pero nosotros queremos destacar las fotografias que se tomaron, muchas de ellas las primeras imágenes de aquellos recónditos lugares, y cotribuir a una mejor identificación de los fotógrafos que se desplazaron a la zona, algunos con el objeto de ilustrar la noticia, otros reflejando la visita real y otros complementando el trabajo de los geólogos.

Leonardo Camps. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.

[Leonardo] Camps y Cía.. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.

Leonardo Camps González

Fué el joven Domingo de Orueta y Duarte, estudiante malagueño de ingeniería de minas, quien comisionado por su director realizó el primer estudio geológico del seismo, firmado el 29 de febrero de 1885 y publicado ese mismo año por la Sociedad de Ciencias de Málaga(2). Un trabajo que se acompañó de un mapa desplegable y 22 fotografías, pegadas en sus correspondientes láminas, de las que sin embargo no consta el nombre del autor, ni se hace referencia al fotógrafo en el texto. No obstante tenemos en la CFRivero un ejemplar de este trabajo en el que consta la siguiente inscripción manuscrita en la portada: “Fotografías de CAMPS y Cía. Santa María 8 – Málaga”.

Leonardo Camps. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885

[Leonardo] Camps y Cía. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885

Así pues podemos atribuir justamente estas fotografías a Leonardo Camps, pintor malagueño formado en Madrid en la Escuela de San Fernando, que tenía un establecimiento fotográfico en Málaga ya en 1877 con el nombre de Camps y Cia., y que tras haber participado en diferentes exposiciones

Portada del libro de Domingo de Orueta.

Portada del libro de Domingo de Orueta.

con su obra pictórica, se dedicó a la fotografía de forma exclusiva a partir de 1880, asociado al fotógrafo Francisco Rojo con quien compartió el negocio hasta mediados de la década de 1990(3). Tanto el texto como las fotografías pueden consultarse en la web de la Universidad de Granada.

Alfredo Esperon

El viaje del rey a los pueblos damnificados tuvo lugar entre los días 10 y 22 de Enero, acompañado por el ministro de la gobernación, el también malagueño Romero Robledo. En la comitiva real no faltó un fotógrafo que fué en este caso Alfredo Esperon acompañado de su esposa Luisa Faure, un fotógrafo bien acreditado en la corte y de una amplia trayectoria. Sin duda se trataba de una pareja esforzada, a la que imaginamos empleándose a fondo para seguir a la comitiva por caminos destrozados y en medio del temporal de nieve que azotó la sierra por aquellos días.

La prensa comentó profusamente este hecho:

“Mr. y madame A. Esperón, fotógrafos, partieron ayer en el tren real, con objeto de sacar copias gratuitamente, de los pueblos más castigados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, cuyas fotografías exhibirán después por medio de un microscopio gigante en uno de los teatros de esta capital. / Los productos de la función en que se exhiban las citadas fotografías serán a beneficio de las víctimas de aquellas provincias” (La Discusion: 10-1-1885)

Con la regia comitiva ha llegado a Madrid, procedente de los pueblos de Andalucía, el fotógrafo de la real casa, Sr. Esperón, el cual fue a dichos puntos, como ya dijimos, para sacar vistas de los efectos causados por los terremotos. / Se han sacado sesenta fotografías diferentes de los desastres, tanto en los edificios, como en los campos ...” (La Correspondencia, 26-1-1885)

Esperon confeccionó un álbum con las fotografías tomadas en Alhama, Albuñuelas, Vélez-Málaga, Periana, cortijo de Guaro, y lo regaló al rey, hoy se conserva en la biblioteca del Palacio Real. Otra copia de este trabajo está depositada en el Ayuntamiento de Granada y puede ser visualizada en su totalidad en Internet.(4)

Albert Offret y René Bréon

A principios de febrero, una comisión Francesa, nombrada por la Academia de Ciencias y presidida por el profesor F. Fouqué, visita la región devastada y elabora un informe que se acompaña de 20 magníficas fotografías, realizadas por los miembros del equipo: Albert Offret y René Bréon, geólogo e ingeniero civil respectivamente.

El resultado fué una extensa publicación(4) con fotografías de Periana, Arenas del Rey, Albuñuelas, Güevejar y Jatar, así como otros lugares de la sierra, puede consultarse en línea en la Biblioteca Virtual de Andalucía. Pero se hicieron además otras fotografías de: Vélez-Málaga, Málaga, Guaro, Ventas de Zafarraya, Alhama y Frigiliana, todas pueden verse en Gallica.

Fotógrafos de prensa

Comisionados por la prensa, otros fotógrafos llegaron también desde Barcelona, Sevilla o Málaga, y gracias a los grabados que se publicaron en las revistas gráficas, indicando “tomado de fotografía”, conocemos el trabajo de algunos de ellos, como por ejemplo los de:

Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885

Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885

La misma revista el día 30-1-1885 publica también un grabado de una de sus fotografías de Vélez Málaga, “Aspecto de la calle de la Alhóndiga“.

  • Heribert Mariezcurrena, de Barcelona: Gracias al historiador de la fotografía Bernardo Riego(5) sabemos cómo la revista ilustrada “La Ilustración” fue una de las primeras en publicar fotografíassin necesidad de recurrir a su transcripción dibujada … impresa directamente en las páginas“, y cómo esta nueva etapa se inicia precisamente con la publicación de este reportaje. El 2 de febrero la revista informa que se habían apresurado a enviar a uno de los más conocidos fotógrafos de la ciudad, que no es otro que Mariezcurrena, para que tomara las imágenes de los daños causados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, y publica tres de las fotografías realizadas en Alhama de Granada, Calle alta de Mesones, calle de la Cruz y Paisaje.

El día 8 de febrero, sigue ampliando la noticia con varias fotografías más, la imagen de portada de un bautizo en Alhama, la calle Real en Ventas de Zafarraya, otra que muestra la destrucción casi total de Arenas del Rey y la iglesia y campanario en ruinas de Periana.

Fué tal la impresión que causó esta catástrofe en el ánimo del Sr. Mariezcurrena (“que es un pedazo de pan“) que se esforzó en motivar a las entidades públicas de Barcelona para que enviasen ayuda, lo hizo además de con sus imágenes enviando telegramas que afortunadamente obtuvieron una respuesta muy positiva, hasta el punto de que el Ayuntamiento de Alhama dedicó una de sus calles a la ciudad de Barcelona. Pero no paró aquí su esfuerzo sino que él mismo adoptó una niña que había quedado huérfana y ayudó a la adopción de otra niña por una familia catalana.

Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.

Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.

  • Juan Barrera Gómez. Gracias al un grabado publicado en La Ilustración Española y Americana del 8 de febrero de 1885,  sabemos de la presencia de este joven fotógrafo en el escenario del terremoto. Dibujado por Comba, a partir de “una fotografía directa, obtenida por el inteligente fotógrafo sevillano D. Juan Barrera”
  • José García Ayola. Antonio Jesús González (Córdoba) nos comunica que el fotógrafo granadino José García Ayola también cubrió gráficamente el terremoto y el viaje real. (Ver comentario más abajo). Además se conservan fotografías muy interesantes en el archivo de la Casa de los Tiros en Granada, como las publicadas en el libro “Caritat” que Jacinto Verdaguer publicó para recabar fondos que ayudaran a las víctimas del terremoto.

J. Laurent y Cía. – La reconstrucción

J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1890. Albúmina

J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1887. Albúmina

La reconstrucción de todos estos pueblos se debió, además de a la iniciativa del gobierno, a la solidaridad de muchos españoles incluso de personas y entidades de otros países, y fue la casa Laurent y Cía. quien levantó testimonio gráfico de la nueva fisonomía de estas poblaciones unos años después, muy probablemente encargada por la “Comisaría regia” que gestionó los fondos. En algunos casos fué posible recuperar el pueblo en su propio enclave, pero en otros se eligió un nuevo emplazamiento y se levantó un pueblo totalmente nuevo por considerar que era irrecuperable el estado de ruina causada por el terremoto.

J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1890. Albúmina

J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1887. Albúmina

Este fué el caso de Güevejar y también de Periana que vemos en esta imagen reconstruida junto a las ruinas de la población original. En Ventas de Zafarraya se construyó todo un barrio que debido a la ayuda cubana, durante algunos años vino a llamarse “Nueva Habana”.

J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1890. Albúmina

J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1887. Albúmina

Un álbum, titulado “Terremotos de Andalucia 1885 a 1887” con 17 fotografías de: Güevejar, Albuñuelas, Arenas del Rey, Alhama, Zafarraya y Periana, más una de un monumento a Alfonso XII, fué regalado por la casa Laurent a la Reina regente Mª Cristina y se conserva en el Palacio Real.

La cobertura gráfica de este suceso es un patente ejemplo de la utilización que en este fin de siglo se hacía de la fotografía para documentar los sucesos más relevantes. Desde aquellos primeros “reporteros fotográficos” que cubrieron la guerra de África en 1859/60, los fotógrafos acompañaron en sus desplazamientos a las comitivas regias, levantaron testimonio de sucesos como exposiciones, maniobras militares u obras públicas… y es esta otra faceta, la de los grandes sucesos entre los que los movimientos sísmicos tienen su lugar, la que vemos aquí reflejada en esta colección de fotografías sobre el terremoto de Andalucía de 1884.

BIBLIOGRAFÍA:

(1) Francisco Vidal Sánchez. “El Terremoto de Alhama de Granada de 1884 y su impacto”. Anuari Verdaguer 19 – 2011, p: 11-45.

(2) Domingo de Orueta y Duarte. “Informe sobre los terremotos ocurridos en el sud de España en diciembre de 1884 y enero de 1885”. Málaga : Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales, 1885.

(3) Juan Antonio Fernández Rivero. “Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX”. Málaga, Miramar-Universidad, 1994

(4)Etudes relatives au tremblement de terre du 25 Décembre 1884 et á la constitution géologique du sol ébranlé par les secousses / [directeur de la Mission F. Fouqué … collaborateurs Michel Lévy… et al.].

(5) Bernardo Riego. “La construcción social de la realidad a través de la fotografía y el grabado informativo en la España del siglo XIX”. p:364-365. Santander, Universidad de Cantabria, 2001

2 comentarios

Calle Larios, 125 años. Fotos del nacimiento

Hubo un fotógrafo, Joaquín Oses, que por curiosidad, por profesionalidad, o más probablemente por encargo… tomó las fotografías del nacimiento de esta Calle Larios de Málaga, que abrió la ciudad a la modernidad, pronto hará 125 años. ¡Ya es hora de verlas!

Cartel de la exposición con fotografía de [Joaquín Oses]. Construcción de la Calle Larios: elevación de la 2ª manzana, pares. Málaga 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

Cartel de la exposición con fotografía de Joaquín Oses. Construcción de la Calle Larios: elevación de la 2ª manzana, pares. Málaga 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

Tenemos el placer de invitaros a visitar la Exposición:

“La modernidad en Málaga. Imágenes de la construcción de la calle Larios (1887-1891)”

del 2 de diciembre de 2015 al 23 de enero de 2016

Sala de exposiciones de la  Sociedad Económica de Amigos del País. Plaza de la Constitución, 7. Málaga

Horario:

Lunes a viernes de 11 a 14 y de 17 a 20 h. Sábado de 11 a 14 h.

Visita rápida

Galería fotográfica

El reportaje fotográfico de Joaquín Oses

La exposición que presenta la CFRivero, gira en torno a un reportaje fotográfico excepcional y único que muestra diferentes aspectos de la construcción de la calle Marqués de Larios, uno de los mejores ejemplos de reportaje fotográfico de reforma urbana realizado en España durante el siglo XIX que ha permanecido parcialmente inédito, siendo ahora la primera vez que se muestra al público en su totalidad, gracias a la colaboración y el patrocinio de la Diputación y Ayuntamiento de Málaga, de Salsa Inmobiliaria/Grupo Masacruz (Casa Larios), y de la Sociedad Económica de Amigos del País.

[Joaquín Oses Cruz] Construcción de la Calle Larios: Fachada sur de la Plaza de la Constitución, con el antiguo edificio que fue sustituido por la manzana 1ª de la acera de los pares. Málaga, ca. 1887. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

[Joaquín Oses Cruz] Construcción de la Calle Larios: Fachada sur de la Plaza de la Constitución, con el antiguo edificio que fue sustituido por la manzana 1ª de la acera de los pares. Málaga, ca. 1887. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

El gran historiador de la fotografía española Lee Fontanella ya destacó en su libro (La historia de la fotografía en España desde sus orígenes hasta 1900, 1981) su importancia: “En relación con la reforma urbana, dudamos que exista mejor grupo de fotografías, aparte de las de la Puerta del Sol, que las de la construcción de la calle de Larios (Málaga)”.

El reportaje de Larios consta de quince fotografías, es un trabajo unitario debido a un sólo autor y espectacular en varios sentidos, por ejemplo en su tamaño, inusualmente grande para la media de la época. Hay que recordar que en aquellos momentos no se ampliaban las fotografías, sino que se obtenían por contacto con la placa original, por tanto la cámara tenía que ser de un tamaño capaz de albergar una placa apta para realizar un positivo del tamaño final deseado. Seis de las quince fotografías están adornadas con una orla geométrica en la cartulina que las soporta y llevan además al pie la fecha: 1 de junio de 1.888. Entre las nueve restantes hemos encontrado algunas que parecen anteriores a esa fecha y otras que nos muestran los últimos momentos de la edificación.

En cuanto al contenido de las fotografías y aunque algunas de ellas muestran la maquinaria empleada y fases tempranas de la construcción, la mayoría pretenden más bien mostrarnos la fuerza emergente e imponente de las nuevas construcciones, eludiendo los momentos de la demolición.

[Joaquín Oses] Construcción de la Calle Larios: manzana 4ª, esquina a c/ La Bolsa. Málaga, ca. 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

[Joaquín Oses] Construcción de la Calle Larios: manzana 4ª, esquina a c/ La Bolsa. Málaga, ca. 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

El autor

Aunque las fotografías no llevan firma, ni tampoco se ha encontrado hasta el momento ningún documento que las acredite, el reportaje debe ser atribuido al fotógrafo malagueño Joaquín Oses Cruz(1) (1839-1893). Muchas pruebas e indicios avalan nuestra teoría, como por ejemplo el formato, la orla geométrica (obsérvese que es idéntica a la que adorna una de las grandes panorámicas firmadas por Oses que se muestra en esta exposición), el estilo, y además el hecho de que Oses fue, con diferencia, el fotógrafo más destacado de la Málaga de su tiempo. Oses se inició muy joven en la profesión junto a su amigo, también malagueño, Ramón Sánchez Navarro, en el Madrid de la década de 1860. Cuando volvió a Málaga a mediados de la década siguiente, era ya un avezado profesional que acaba por recoger la antorcha de otro gran profesional de la Málaga decimonónica, el gran José Spreáfico, desaparecido en 1878. Oses abrió también estudio en Córdoba donde a su vez llegó a ser el profesional más respetado de su época.

Otros objetos de la exposición

A las quince fotografías del reportaje de la construcción hemos añadido otra ajena al mismo pero que la complementa muy bien porque muestra la calle ya casi terminada, en una perspectiva de sur a norte, que lleva al pie el título: “Calle Marqués de Larios”, además de una panorámica de la fachada marítima de la ciudad tomada Málaga, fotografías desde la Farola

Joaquín Oses. Málaga, la Cortina del Muelle y la Catedral desde el puesto de Sanidad situado junto a la Batería de San José. 1880/85. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

Joaquín Oses. Málaga, la Cortina del Muelle y la Catedral desde el puesto de Sanidad situado junto a la Batería de San José. 1880/85. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

y otra de gran tamaño (80 x  45 cm.), tomada desde la casilla de Sanidad en la Batería de San José, un punto de vista poco habitual, debidas ambas a Joaquín Oses.

Puede verse también una fotografía de Muchart de la Plaza de la Constitución, en un momento anterior a la apertura de la calle Larios, que es la única imagen que conocemos de la Plaza en su fisonomía anterior.

Y como no podía faltar, una imagen del arco efímero que se construyó para la inauguración de la calle, en este caso una fototipia de la casa Hauser y Menet (Madrid), de 1891.

Junto a ellas dos planos que muestran el momento anterior y posterior a la apertura de la calle Larios y una panorámica desde Gibralfaro, de la casa Laurent, tomada hacia 1880.

Estereóscopo tipo Wheatstone realizado en madera

Estereóscopo tipo Wheatstone realizado en madera

La exposición se cierra con dos vistas estereoscópicas de la calle Larios y de la plaza, en sendos estereóscopos tipo Wheatstone, una editada por Alberto Martín y otra de autor desconocido.

Es una satisfacción para la CFRivero tener la oportunidad de mostrar este pequeño/gran conjunto de fotografías e ir así realizando el objetivo de mostrar los contenidos de nuestra colección.

¡Que la disfrutéis!

(Folleto de la exposición)

(1) Gracias a Mercedes Jiménez Bolívar, responsable del Archivo fotográfico de la Universidad de Málaga, hemos podido ver la fotografía que encabeza este artículo, con la inscripción impresa de su autor: Joaquín Oses, procedente de un negativo depositado en dicho archivo.

Notas en la prensa:

Diario Sur 1, Diario Sur 2, La Opinión de MálagaGalería fotográfica-, Málaga Hoy, Costa del Sol Digital, 20Minutos, 73Tv,

2 comentarios

Pie de foto: Palabra y fotografía

Photo-Ros Paris. Manifestación de excombatientes en los Campos Elíseos de París el 3/9/1927. París. Gelatina argética. 1927

Decía Manuel Alcántara, que “uno de los géneros literarios más leídos eran los pie de foto. El buen humor siempre acompaña a este periodista inveterado que habla con muchísimo conocimiento de causa, por lo que, sin duda, no le falta razón.

Palabra y fotografía son dos herramientas que pueden transmitirnos ideas, mensajes, relatos, historias, noticias … cada una podría, puede hacerlo por sí misma, sin el auxilio de la otra. La palabra lo hace, lo hizo por siglos sin apenas la ayuda de la difícil imagen creada por pintores y dibujantes, y hoy, cuando la fotografía ha puesto a nuestro alcance el uso de la imagen, casi con la misma inmediatez que las palabras, los textos literarios, los escritores, continúan aspirando a la suficiencia (decía hace poco Antonio Soler) en la transmisión de su mensaje y eluden el uso de la fotografía. Aunque hay muchas más razones sin duda, y con más peso que la sola autosuficiencia, la primera razón quizá la necesidad de que su relato cobre vida propia en cada lector, que pueda convertirse en una realidad personal en la que cada quien incorpora a las palabras sus propias imágenes, sugeridas por sus recuerdos y sus experiencias, más suyas cuanto más únicas. Y es verdad que la imagen, la fotografía, limita el ejercicio de la imaginación ante el relato, su realidad se impone y es poco lo que el espectador podría poner de su cosecha ante tamaña percepción impuesta.

Pero éste es precisamente su valor

Sin embargo tanto más puede afirmarse de las aspiraciones de la imagen en sí misma, ella sola, transmitiendo su mensaje sin el apoyo de las palabras, el mensaje del fotógrafo, su elección de una parcela de la realidad que se ha cruzado en su camino cuando él ha querido transitar esos caminos.

Nadar (Gaspard-Félix Tournachon). Retrato de una madre y su hija. París, 1860/65. Albúmina.

Nadar (Gaspard-Félix Tournachon). Retrato de una madre y su hija. París, 1860/65. Albúmina.

Hay una aspiración también en el fotógrafo de alcanzar esa capacidad de captar la imagen autosuficiente que pueda comunicar un mensaje en su totalidad … pero también otras razones: podrá la imagen sola impactar en cada espectador, y a cada uno contarle su propia historia, y puede esa imagen tirar de sus vivencias y recuerdos para crear un mensaje individual y personal.

Pero … y si hay un “pie de foto”, y si la fotografía ilustra un mensaje escrito… y si forman un todo palabra/fotografía para contar. Es ahí, en esta unión, donde existe también un gran valor.

Esteban Adaro. Retrato de los novios Antonia y Emilio (actores). Santiago de Chile, 1905. Gelatina argéntica.

Esteban Adaro. Retrato de los novios Antonia y Emilio (actores). Santiago de Chile, 1905. Gelatina argéntica.

No hay más que coger un periódico, abrir una página en Internet, para contemplar el camino que ambas, fotografía y palabra, recorren juntas todos los días, y cada vez mejor avenidas. Con un objetivo común: contarnos la realidad, aunque a veces sea contarnos su realidad, o la realidad que alguien desea que percibamos como tal. En un espacio que no precisa tanto de nuestra imaginación sino de otros elementos de nuestra conciencia, de la comprensión del juicio y de la crítica.

Photo-Ros Paris. Manifestación de excombatientes en los Campos Elíseos de París el 3/9/1927. París. Gelatina argética. 1927

Photo-Rol. Manifestación de ex-combatientes en los Campos Elíseos de París el 3/9/1927. París. Gelatina argéntica. 1927

Hay fotografías que hablan por sí solas y textos que nos muestran con toda nitidez una fotografía. Existen y existirán también fotos y textos que precisarían de una pequeña iluminación, de un “pie de foto” quizá, o algo de luz fotográfica para alcanzar todo su potencial. Algunas fotos y algunos textos necesitarían  mucho más, en tantos casos casi no podrían vivir las unas sin los otros.

Las tres fotografías que incluimos en este artículo, pueden ejemplificar esta diferente relación entre fotografía y palabra para que usted lector pueda juzgar cada caso:

  • La impactante imagen de un mar de paraguas rodeando las banderas en los Campos Elíseos de París, con el Arco del Triunfo al fondo. Una fotografía en cuyo dorso la agencia francesa Photo-Rol escribe el siguiente comentario:”Imposant ceremonie à l’Arc de Triomphe. Le cortége de rendan? au Soldat Inconue. La Asociación de ex-combatientes en romería a la tumba del soldado desconocido, en desagravio a la profanación de que fué objeto durante las manifestaciones comunistas que originó la ejecución Sacco – Vanzetti.”  Con o sin palabras.
  • Un retrato del gran Nadar … sin palabras
  • Una atrevida pose de unos recién casados: Antonia y Emilio, que se explica mejor si añadimos el dato de que ambos eran actores. Una fotografía que está dedicada en Buenos Aires a José Ruiz Borrego, un notable actor y profesor de actores de la Málaga entre siglos, que ha llegado a la CFRivero junto con otras de su álbum personal. Sabemos también que la fotografía se tomó en Santiago de Chile, lo cual nos hace imaginar la vida itinerante de esta pareja de comediantes…

Separadas ambas, fotografía y palabra, juntas o revueltas, aquí están. Juguemos con ellas en pro del entendimiento.

1 comentario

El estudio Morera y Garrorena, el origen de dos fotógrafos

El “Gabinete general de fotografía de Morera y Garrorena” fundado en Zaragoza en 1857, está en el origen profesional de dos fotógrafos que siguieron después caminos bien distintos: Emilio Morera y Ángel Garrorena Bernabé.

Fotografía de Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

The photo studio “Morera and Garrorena” founded in Zaragoza in 1857, was the first establishment of two photographers who followed after very different destinations: Emilio Morera and Angel Garrorena Bernabe.

“Morera y Garrorena” es uno de los estudios pioneros de Zaragoza, pero apenas sabíamos algo más allá del nombre del establecimiento y la fecha de su apertura, así que este calotipo coloreado nos ha parecido un buen motivo para seguir la pista a estos nombres y su devenir fotográfico:

Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859

Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859

El reverso de la pieza nos proporciona mucha información: ambos abrieron un estudio en la calle del Coso nº 130 “última habitación“, en el que ofrecían, además de “Retratos, en días serenos como en nublados. Sin Retocar, Estereoscópicos, Coloridos. Sobre Papel, Cristal o Placa“, retratos de “Grupos, Copias y Vistas” entre las que se incluían vistas panorámicas y estereoscópicas de Zaragoza.

Sin embargo su andadura en esta ciudad fué corta y hubo de disolverse a lo largo de 1860, ya que este mismo año hay noticias del establecimiento de Emilo Morera en Barcelona, anunciándose como fotógrafo y pintor:

Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.

Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.

“Se hacen fotografías coloridas al óleo con una preparación especial que conserva los retratos como el lienzo. Se hacen de varios tamaños garantizando la exactitud de la fotografía con todos su detalles; con fondos de jardín, paisage, marina ú otro capricho del retratado”(2)

Se conoce el emplazamiento de su estudio en la Plaza Real, núm. 7 y también desde 1865 en la calle Escudillers nº 10, así como las críticas positivas a su trabajo publicadas en la prensa:

Emilio Morera. Reproducción del óleo "Vapor Confederado Alabama". Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865

Emilio Morera. Reproducción del óleo “Vapor Confederado Alabama”. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865

“... el inmejorable colorido con que en algunos [retratos] […] ha dado pruebas el Sr. Morera de ser tan buen pintor como hábil fotógrafo“(2).

No obstante en la década de 1870 puede que cerrara su estudio ya que trabaja como pintor para el fotógrafo Carreras, un gabinete situado en el nº 2 de la Plaza del Teatro. O bien que lo simultanease con este trabajo, aunque ya en esta década podemos suponer su desaparición ya que el establecimiento de la calle Escudillers 10 aparece a nombre de Eulalia Morera, muy posiblemente la mujer de Emilio Morera, según los datos ofrecidos por Nuria Fernández Rius.

Sea como fuere, hemos encontrado también una carte de visite fechada el 19 de Agosto de 1870, de su estudio en c/ Escudillers, con la frase: “Especialidad en retratos al óleo sobre fotografías y tarjetas de visita (inalterables) a 8 rs. las primeras“.

Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, 1861/62.

Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1860.

Por su parte Ángel Garrorena Bernabé, según indica el Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936): “tuvo estudios fotográficos abiertos en Barcelona, Plaza de la Barceloneta; en Valencia en la calle Pelota nº 6 entre 1861 y
1862, en Madrid en la calle Lope de Vega nº 23 entre 1864 y 1867, y finalmente marchó a Badajoz donde estuvo activo al menos desde finales de los sesenta hasta 1899”. Aunque como demuestra esta carte de visite, podemos precisar que en Barcelona el estudio estaba a nombre de Garrorena y González, al menos durante algún tiempo, y situado en la Plaza de la Fuente, 36, en la Barceloneta.

Y es en Badajoz donde tuvo sus mayores éxitos, a pesar de que su llegada acaeció en un momento muy dificil en el que la ciudad se estaba recuperando de las sucesivas epidemias de cólera que habían asolado aquellas tierras ya históricamente deprimidas que tardarían décadas en alcanzar los niveles de otras regiones españolas. La historiadora Matilde Muro(3) atribuye incluso el afianzamiento de los estudios fotográficos de la década de los 60 a la alta mortandad y la necesidad que vino a cubrir la fotografía en cuanto medio para salvaguardar la memoria, más asequible económicamente que los retratos en miniatura anteriores.

Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880

Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880

Ángel Garrorena tuvo además entre su desdendencia notables fotógrafos, como Fernando Garrorena Muría (1868-1924), considerado el más importante de los fotógrafos pacenses en el periodo entre siglos. También científicos y pintores… (4) gracias a las noticias sobre estos personajes hemos constatado su origen zaragozano y el nombre de su mujer: Josefa Muría, natural de Benifayet (Zaragoza).

Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.

Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.

Tuvo estudio en la calle de los Padres, 26 ya en 1868, después en calle Mesones nº 37, calle Gobernador nº 30 y calle San Juan nº 4. En la década de los 80 compaginó su actividad en la capital con un estudio en Almendralejo (Badajoz), en la calle Esparrilla 20. Bien en solitario o con su hijo y más tarde en la década de 1880 con el nombre de “Angel Garrorena e hijos”: Agustín y Fernando.

… Y hasta aquí esta pequeña pieza, una más en el puzle de la historia de la fotografía.

Notas y bibliografía:

(1) Francisco Alonso Martínez. Daguerrotipistas, calotipistas y su imagen de la España del siglo XIX. Curbet Comunicació Gràfica, 2002.

(2) Núria Fernández Rius “Pau Audouard, fotògraf retratista de Barcelona: De la reputació a l’oblit (1856-1918)” (Anuncio de El Lloyd Español , 23 de desembre de 1865, p. 2. y 18 d’abril, p. 2.)

(3) Matilde Muro Castillo. La fotografía en Extremadura. Tránsito del XIX al XX.

(4) Vaquero Martínez, José. 2001. “El éter en la física española del primer tercio del siglo XX: El caso de Pedro Carrasco Garrorena (1883-1966). Universidad de Extremadura, Departamento de Física

Mª José Rodríguez Molina y José Ramón Sanchís Alfonso. Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936). Valencia: Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia, 2013.

Deja un comentario

Lisboa con la estereoscopia

LISBOA acoge la conferencia internacional “Stereo and Immesive Media“, del 7 al 9 de Octubre de 2015.

J. Roquer. Lisboa, Una calle. Ca. 1900. Estereoscopia en Gelatina argéntica

J. Roquer. Lisboa, Una calle. Ca. 1900. Estereoscopia en gelatina argéntica

En palabras de sus organizadores: Una reunión en torno a la estereoscopia y otros entornos inmersivos que desde el siglo XIX han proporcionado un campo ampliado a los medios fotográficos …. Una oportunidad para investigar sus raíces históricas y también los retos de hoy día ante la cultura visual.

La CFRivero ha tenido siempre una especial relación con la estereoscopia y nos ha entusiasmado la idea de participar, así que en este caso presentamos un trabajo sobre Estereoscopistas británicos en España: Frank M. Good, que más adelante comentaremos aquí. En otra sesión dedicada al coleccionismo de estereoscopias, Juan Antonio F. Rivero ha sido invitado a debatir sobre el coleccionismo de estereoscopias en una mesa redonda junto a Alexandre Ramires, António Pedro Vicente y Ana David. Os invito a repasar su cuidada programación.

Jean Laurent. Claustro del Monasterio de los Jerónimos de Belén. Lisboa (Portugal). Stereoscopia en albúmina, Ca. 1870

Jean Laurent. Claustro del Monasterio de los Jerónimos de Belén. Lisboa (Portugal). Estereoscopia en albúmina, 1869

Como saludo a los amigos portugueses queremos mostrar algunas de las estereoscopias de Lisboa de la CFRivero: Las más clásicas quizá son las de Jean Laurent, fotógrafo francés y madrileño de adopción, que viajó a Portugal en 1869 con todo su despliegue técnico. Fruto de este viaje son más de 200 imágenes diferentes, la mayor parte en ambos formatos: monoscópico y estereoscópico. Tenemos incluso la fecha en que se realizó, según desvela Borges de Araújo (1), esta fotografía del monasterio de Belén, entre los días 8 o 9 de Marzo.

Ferrier pere & fils et Soulier. Ensemble du Monastere. Batalha. Vues du portugal. Estereoscopia en albúmina. Ca. 1860 - Edición de León et Levy hacia 1870)

Ferrier pere & fils et Soulier. Ensemble du Monastere. Batalha. Vues du portugal. Estereoscopia en albúmina. Ca. 1860 – Edición de León et Levy hacia 1870

Sin embargo otros antes que él utilizaron la estereoscopia para difundir el maravilloso patrimonio arquitectónico portugués, como por ejemplo el estudio de los Ferrier, cuyo catálogo sería después difundido durante años por sus sucesores León et Levy.

J. Roquer. Lisboa, Plaza de Don Pedro IV o El Rossio. Hacia 1900

J. Roquer. Plaza de D. Pedro. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

Más desconocida es una pequeña colección de vistas estereoscópicas que muchos años después, alrededor de 1900, realizara un fotógrafo catalán: J. Roquer, que tuvo su estudio en Barcelona en las calles Petritxol, 6 y Plaza del Pino, 2.

J. Roquer. Lisboa [Escaleras del Barrio Alto]. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

J. Roquer. Lisboa [Escaleras del Barrio Alto]. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

A pesar de ser un fotógrafo profesional, las características de esta edición parecen indicarnos que se trata más bien de un recuerdo de viaje que de un proyecto comercial, ya que las fotografías están numeradas y tituladas a mano, y junto a las vistas de Lisboa figuran también las de otras ciudades andaluzas que parecen formar parte de un periplo turístico.

J. Roquer. Lisboa, estación de ferrocarril. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

J. Roquer. Lisboa, estación de ferrocarril. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

Felicidades a los organizadores de Stereo and Immersive Media, por este proyecto sobre el fenómeno estereoscópico, cuya primera aplicación corrió unida a la fotografía, que quedó después casi aparcado de la memoria colectiva, y que se ha revelado como un integrante esencial de múltiples aplicaciones tecnológicas.

Bibliografía

N. Borges de Araújo. A singular viagem do fotógrafo Jean Laurent a Portugal, em 1869. CEM Cultura, Espaço and Memoria, 2010; 1: 87-107

 

Deja un comentario

Retratos de escritores españoles

Nombres de escritores… sonidos familiares que nos llevan a los títulos de sus obras, quizá a alguna de sus frases que nos dejaron huella. Pero… y su rostro… que aspecto tenían los dueños de aquellas palabras impresas en mil libros…

Autor desconocido. El poeta Salvador Rueda con familiares y amigos en su casa de Benaque (Málaga)

Autor desconocido. El poeta Salvador Rueda (sentado) con familiares y amigos en su casa de Benaque (Málaga). Ca. 1930. Gelatina argéntica

Retrato de grupo del poeta Salvador Rueda con su familia y amigos en la puerta de su casa en Benaque (Málaga) hacia 1930

Autor desconocido. Salvador Rueda con su familia en su casa de Benaque (Málaga). Ca. 1930

Recuperar sus fotografías es el objetivo que se propuso Publio López Mondéjar hace más de veinte años, en una búsqueda que abarca desde que la técnica fotográfica, a mediados del siglo XIX, fué capaz de congelar la impronta de su imagen.

El fruto de este inmenso trabajo es una exposición titulada “El rostro de las letras”*, con un completo catálogo, que ya se mostró en 2014 en Madrid y que desde el 2 de Octubre de 2015 se muestra en el Centro Cultural Generación del 27, en Málaga.

Modestamente queremos contribuir a este propósito mostrando aquí las imágenes de los escritores que se encuentran en la CFRivero.

Como portada hemos seleccionado una fotografía del poeta Salvador Rueda ante su humilde casa natal en la pedanía malagueña de Benaque, una imagen que le identifica, ya en sus últimos años, unido a su tierra y a sus gentes.

Martínez Sánchez, José. Retrato de Pedro Antonio de Alarcón. Madrid, Ca. 1860. Albúmina

Martínez Sánchez, José. Retrato de Pedro Antonio de Alarcón. Madrid, Ca. 1860. Albúmina

Uno de los escritores más fotografiados de mediados del siglo XIX fué Pedro Antonio de Alarcón. Numerosas fotografías en retratos de estudio o de ambiente, o en retratos colectivos con otros escritores, descubren su interés por dejar perpetuada su imagen para la posteridad, no sólo sus escritos.

Jean Laurent. Retrato de Práxedes Mateo Sagasta. Madrid, 1860/65. Albúmina

Jean Laurent. Retrato de Práxedes Mateo Sagasta. Madrid, 1860/65. Albúmina

Nombres conocidos, como Emilio Castelar, Práxedes Mateo Sagasta o Juan Bravo Murillo -que además ocuparon los más altos cargos políticos de la época- a su paso por los

Disderi. Retrato de Juan Bravo Murillo. París. Ca. 1860. Albúmina

Disderi. Retrato de Juan Bravo Murillo. París. Ca. 1860. Albúmina

estudios de los más reputados    fotógrafos de Madrid, como el de José Martínez Sánchez o de Jean Laurent, o quizá también por estudios parisinos (como el de Disdéri), quedaban incluidos en el catálogo de fotografías de personalidades que comercializaban estos fotógrafos, y entraban así en el circuito de las colecciones privadas de los aficionados a la cartomanía.

Jean Laurent. Retrato de Emilio Castelar. Madrid. Ca. 1865. Albúmina

Jean Laurent. Retrato de Emilio Castelar. Madrid. 1860/65. Albúmina

A veces estas fotografías en el formato carte de visite, reproducían la caricatura del personaje, que encontraba igualmente aceptación entre la clientela, como en este caso del retrato de Hartzenbusch, que superando sus humildes orígenes llegó a ser director de la Biblioteca Nacional.

Juliá, E. Retrato de Juan Eugenio Hartzenbusch Martínez. Madrid. Ca. 1865. Albúmina. Caricatura anónima.

Juliá, E. Retrato de Juan Eugenio Hartzenbusch Martínez. Madrid. 1860/65. Albúmina. Caricatura anónima.

 

 

 

 

 

 

O como en esta imagen del famoso Ramón Mesonero Romanos,

Caricatura anónima de Ramón de Mesonero Romanos. Madrid, Ca. 1860.

Autor desconocido. Caricatura anónima de Ramón de Mesonero Romanos. Madrid, 1860/65. Albúmina

que a sus publicaciones literarias y periodísticas unió su interés por la ciudad, fue concejal del ayuntamiento de Madrid y promotor de los más importantes cambios urbanísticos que tuvo la capital en aquellos años.

José García Ayola. Retrato de Baltasar Martínez Durán. Granada, Ca. 1880. Albúmina

José García Ayola. Retrato de Baltasar Martínez Durán. Granada, Ca. 1880. Albúmina

Aunque destacar en la literatura a mediados del siglo XIX, obligaba a los literatos a tener una presencia física en la capital del reino, tambien en sus ciudades de origen se encuentran nombres de reconocido prestigio, como en el caso de Baltasar Martínez Durán, poeta granadino inmerso en la corriente romántica.

E. Juliá. Retrato de Luis Mariano de Larra. Madrid, Ca. 1865. Albúmina

E. Juliá. Retrato de Luis Mariano de Larra. Madrid, 1860/65. Albúmina

 

Incluimos por último el retrato de Luis Mariano de Larra, hijo de Mariano José de Larra, que también se abrió camino en el mundo de las letras en esta segunda mitad del siglo XIX. La fotografía está realizada en el estudio de Juliá, uno de los primeros estudios fotográficos de Madrid.

 

 

 

Hemos encontrado un soneto de Salvador Rueda dedicado a la Fotografía que bien puede servir para cerrar este post:

Encerrado en la cámara sombría

Está el cristal bañado y nebuloso,

Esperando el momento esplendoroso

De ver la pura claridad del día.

Sonríe en la entoldada galería

Un rostro de mujer bello y gracioso

Que sueña con el beso luminoso

Que ha de grabar su angélica poesía.

Fija el brillante sol la imagen grata

En la sensible túnica de plata

Del cristal, venturoso de su suerte.

Y eternizado el rostro peregrino,

La mente aplaude el arte que, divino,

Con un rayo de luz vence a la muerte.

 

*Audiovisual de la exposición “El rostro de las letras”, las voces de los escritores.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 842 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: