Deja un comentario

Mágia y Realidad, la CFRivero expone en la XIV Bienal de Córdoba

Daguerrotipo En el marco de la

XIV Edición de la Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba

    Comisario de la Exposición:               Juan Antonio Fernández Rivero

    Fondos de la Colección Fernández Rivero de Fotografía Antigua (CFRivero)

    Lugar:   Real Círculo de la Amistad.  Sala Romero de Torres

    C/ Alfonso XIII, 14, 14001 CÓRDOBA

Del 13 de Marzo al 16 de Mayo de 2015

Botón visita la exposición(link activo a partir del 13 de Marzo)

Lo que vamos a contar:

     La foFC_0021_040tografía se presenta oficialmente en París en 1839, en medio de una gran expectación. La sala de la Academia de Ciencias, abarrotada de público, acoge a importantes personalidades y científicos llegados de todo el mundo. Sin embargo para la mayoría de la gente la idea de que una pequeña caja de madera pudiera atrapar la imagen de la realidad de tal modo que ésta quedara perfectamente dibujada en una placa, era algo mágico. Frente al alarde colorista de la pintura, la fotografía nos devolvía una realidad severa, en blanco y negro, o coloreada a mano, pero, en palabras de la época, de un “parecido” extraordinario y con una fuerte carga de veracidad. En definitiva era la luz, “la mano de la naturaleza”, la que pintaba, y por tanto la fotografía representaba como ningún otro arte la realidad misma. Esta carga de realismo acompañó a la fotografía durante décadas, junto con algunas dosis de misterio, asombro y magia que aún hoy conserva.

      A lo largo dJarandilla de la Vera en 1858e esta exposición el espectador tendrá la oportunidad de hacer un rápido recorrido por todo lo que fue la historia de la fotografía durante el siglo XIX. Las diferentes técnicas, las temáticas imperantes, los formatos especiales: daguerrotipos, ambrotipos, calotipos, albúminas, cartes de visite, cabinets, estereoscopias, fotografías iluminadas, retratos, paisajes, reportajes, fotografía comercial, fotografía de autor, montajes fotográficos. Un resumen condensado para que el visitante perciba cómo fue la fotografía durante las primeras décadas de su existencia y al mismo tiempo disfrute con la contemplación de esta selección de momentos rescatados de otro tiempo.

      Códigos QR Código QR Exposición Magia y realidad

     El 13 de marzo, día en que se abre al público, se activará el botón “VISITA AQUÍ LA EXPOSICIÓN”, que mostrará en una nueva ventana enlaces a los diferentes objetos de la colección y la necesaria información para poder captar el interés de cada pieza.

      En la propia sala de exposiciones, la cartela explicativa de cada fotografía u objeto, estará acompañada de un código QR. Los visitantes podrán captarlos con su móvil y ver así la información que hemos preparado para cada uno de ellos.

      Existen diversas APPs para la lectura de códigos QR, como por ejemplo: QR Code Reader, que pueden ser descargados en móviles con sistema Android, desde “Play store”, buscando: QR.

              ¡Esperamos que disfrutéis de esta exposición,

          al menos tanto como nosotros hemos disfrutado preparándola!

Noticias de prensa:

El día de Córdoba“, “ABC Sevilla

2 comentarios

Tras los pasos de Lorichon

Fué Enrique Lorichón uno de esos fotógrafos inquietos que lejos de permanecer en una única ciudad viajaba continuamente propagando el nuevo arte, como hicieran también el Conde de Lipa o Gairoard. De hecho se van encontrando pistas de sus visitas en Barcelona, Sevilla, Murcia, Santander… y sobre todo en Málaga, ciudad con la que establece una relación especial.

Daguerrotipo coloreado de Dorotea Sholtz de Málaga, n 1857, realizado por E. Lorichon

Lorichon, E. Retrato de Dorotea Sholtz von Hermensdorf Caravaca, de Málaga, 1857. Daguerrotipo coloreado. (CFRivero)

Recientemente el Arxiu Fotogràfic de Barcelona, ha publicado un libro sobre los inicios de la fotografía en Barcelona, que aporta nuevos datos de la trayectoria de este personaje (1). Este pionero de la fotografía en España, miniaturista y litógrafo en origen … (“artista” en algunos documentos), se localiza en aquella ciudad a partir de 1834 ejerciendo con éxito su profesión de retratista entre la burguesía catalana. Sabemos tambien que realizaba copias litográficas de diversos autores para la enciclopédica obra de Parcerisa Recuerdos y bellezas de España. Pero a partir de 1848 lo encontramos ejerciendo como fogógrafo daguerrotipista, ya que tal y como sucedió con tantos otros miniaturistas, pasó de forma natural de los pinceles a la cámara daguerrotípica, eso sí, aprovechando sus dotes artísticas para “iluminar” el aspecto monócromo de la placa plateada.

En la Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX, que publicamos en 1994, ya contábamos que Enrique Lorichon, nacido en Belabre (Francia) hacia 1800 y que en 1827 se encontraba en Bruselas donde nació su hijo Eugenio, aparece en Málaga el 9 de marzo de 1853, anunciando en un periódico local su oferta de “Retratos fotográficos a 20 rs. y más según sus tamaños, por Mr. E. Lorichon, calle S. Juan de Dios, nº 14.” Se trata de retratos en daguerrotipo ya que (a pesar de que el Conde de Lipa ya realizó fotografía en papel con anterioridad en esta ciudad) el uso del papel por parte de este fotógrafo en Málaga no lo tenemos documentado hasta febrero de 1854 cuando para anunciar en el periódico que se traslada a un nuevo estudio en la Plazuela de los Moros nº 22, indica además que “realiza daguerrotipos sobre papel por un método sólo conocido por él“.

Sus anuncios siguen apareciendo ininterrumpidamente hasta 1860, ¡unos años en los que también está comprobada su presencia en otras ciudades españolas!. Sin embargo todo se aclara cuando al examinar los padrones descubrimos que “E. Lorichon” son en realidad dos personas, padre e hijo: Enrique Lorichon y Jompy y Eugenio Lorichon Morelle, de unos 60 años el primero, viudo, y de unos 30 el segundo. En su primera visita a Málaga establecieron su estudio en una de las fondas de la calle San Juan de Dios. Pero en la ciudad sólo hay otro fotógrafo, el Conde de Lipa, y el mercado crece por días, así que el hijo se hace cargo del negocio en la ciudad y el padre sigue viajando. Entretanto el joven Eugenio Lorichon conoce a la malagueña Joaquina Mayor Baro con quien contrae matrimonio – una fecha que hoy ya podemos aportar – el 23 de Septiembre de 1855, que coincide con una de las visitas de Enrique, y que se anuncia de nuevo en “El Avisador”:  “E. Lorichon … de vuelta de su viage de Francia …”.

Mostramos aquí una imagen de la inscripción civil de su matrimonio, en el que se anota “Poz” como lugar de nacimiento de Enrique Lorichón (quizá el topónimo de un lugar de menor importancia próximo a Belabre). También es interesante hacer constar que en la inscripción correspondiente en los archivos diocesanos que indica que el matrimonio se celebró en la Parroquia de Santiago, se cometió el error de nombrar como contrayente a “Enrique Lorichon” y que sólo fué diez años después cuando se corrigió el error, tachando el nombre y poniendo Eugenio en su lugar, mediante la correspondiente diligencia.

Inscripción del matrimonio civil de Eugenio Lorichon y Joaquina Mayor

Inscripción del matrimonio civil de Eugenio Lorichon y Joaquina Mayor

Así que al aumentar el número de miembros de la familia, trasladan su estudio y residencia a la calle Boquete del Muelle. Enrique Lorichón viaja continuamente pero regresa repetidamente a Málaga cargado de novedades. En 1857 se produce en la ciudad la revolución del estereóscopo, por Mr. Georges, a la que Lorichon responde rápidamente y amplia su repertorio a fotografías en “… papel, marfil, hule, lienzo, cristal, plancha metálica, y estereóscopo”. En 1858, y con motivo de una de estas visitas, los Lorichon vuelven a crecer y sitúan su estudio en una nueva localización: Calderería 5, se anuncian juntos padre e hijo como los Sres. E. E. Lorichon, e introducen la novedad de un nuevo y perfeccionado aparato estereoscópico.

Este último anuncio contiene también una interesante observación: “Los retratos sobre lienzo y hule tienen la ventaja de no reflestar como los semejantes hechos sobre plancha metálica, de estar en su ser y no ser de derecha a izquierda y de poderlos mandar en una carta, sin tener alteración alguna”. Es curioso que atribuye a las fotografías sobre lienzo y hule todas las ventajas que en realidad deberían tener también las de papel, pero sin incluirlas, lo que delata el escaso desarrollo aún de la fotografía en papel, al menos en Málaga.

Pero sorprendentemente el 14 de septiembre de 1859 muere de “tisis” (como concretan García Felguera y Martí) Eugenio Lorichon. Sabemos por los padrones de la presencia en Málaga de su padre en estas fechas anteriores al triste acontecimiento y después hasta ya bien entrado 1860, más tarde viaja a Murcia y en 1861 se le identifica en Santander, en ambas ciudades asociado con Planchard, sin que a partir de esta fecha se vuelva a encontrar su rastro.

La viuda de Eugenio, Joaquina Mayor Baro, continua explotando el establecimiento fotográfico unos años más, convirtiéndose de esta forma en una de las primeras fotógrafas andaluzas. Comienza anunciándose a partir de agosto de 1860 como Joaquina Mayor de Lorichon y más tarde indicando sólo el domicilio.

Dos inscripciones de imprenta en los dorsos de las "cartes de visite" de la Viuda de Lorichon

Inscripciones de imprenta en los dorsos de las “cartes de visite” de la Viuda de Lorichon. (CFRivero)

En esta situación permanece hasta finales de 1864. En enero de 1865 traspasa el estudio al fotógrafo francés Edmundo Mulchor que al año siguiente lo traspasa a su vez al malagueño Joaquín Sánchez.

La ilustración:

En la Colección Fernández Rivero tenemos un daguerrotipo firmado por E. Lorichón, datado en 1857, un retrato de la señorita malagueña Dorotea Sholtz von Hermensdorf Caravaca (1836-1906), hija del alemán D. Christian Sholtz von Hermensdorf fundador de las “Bodegas Sholtz”, que fue una de las mas importantes en la producción del famoso vino dulce de Málaga.

También hemos podido revisar al menos dos daguerrotipos firmados por E. Lorichon realizados en Málaga, ambos retratos coloreados de dos caballeros, uno de ellos es una pequeña placa de unos cinco por ocho centímetros bastante deteriorado. El otro está bien conservado y retrata a un militar en 1856.

Bibliografía:

(1) García Felguera, María de los Santos y Martí Baiget, Jep. “Barcelona i la daguerrotípia”. En: El Daguerreotip. L’inici de la fotografia. Barcelona : Ajuntament de Barcelona – Arxiu Fotografic de Barcelona, 2014.

Fernández Rivero, Juan Antonio. Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Málaga : Universidad – Editorial Miramar, 1994.

Riego, Bernardo. Cien Años de Fotografía en Cantabria. Lumberg, 1987.

Post relacionados:

Hallado un daguerrotipo de Gairoard

20 años de investigación fotohistórica en la CFRivero

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

2 comentarios

20 años de investigación fotohistórica en la CFRivero

Encontraréis aquí acceso  a algunos capítulos de nuestras publicaciones sobre historia de la fotografía. A estas alturas de nuestra experiencia como coleccionistas de fotografía antigua, creemos que esta actividad conlleva un contínuo e imprescindible trabajo de investigación. Es un aprendizaje en el que, en gran parte, son las propias fotografías las que hablan por sí mismas y en el que, como en un puzle inmenso, las piezas, grandes o pequeñas, van encajando en la historia de este arte, del que aún queda mucho por descubrir. Así que en estos días en que se cumplen 20 años desde la aparición de nuestros primeros libros sobre historia de la fotografía, queremos celebrarlo con quienes nos miran y nos leen asiduamente, con quienes nos buscan … y nos encuentran, o simplemente con quienes dan con nosotros por casualidad y disfrutan de nuestras imágenes. Queremos compartir con vosotros, aunque sea parcialmente, aquellas monografías que se editaron únicamente “en papel”. Junto a sus portadas os dejamos el enlace a alguno de sus capítulos que hemos reproducido digitalmente. Historia fotografia MalagaFernández Rivero, Juan Antonio. Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Málaga, Universidad de Málaga-Ed. Miramar, 1994 Disponible a texto completo:

Este trabajo fue una de las primeras fotohistorias locales que se publicaron en España, tras los trabajos generalistas de Lee Fontanella, Publio López Mondéjar, Marie Loup Sougez y otros. Ese mismo año se publica también: Desde Málaga recuerdos

Disponible a texto completo:

En los años siguientes el propio estudio de la colección fotográfica nos descubre la laguna que existe en el conocimiento de la fotografía estereoscópica, y es así como surge una obra de investigación que ahora cumple 10 años, durante los cuales se ha convertido en todo un referente para la fotohistoria española, dando lugar al mismo tiempo a una fuerte y merecida revalorización de la fotografía estereoscópica en España y al reconocimiento del importante lugar que ha ocupado en la formación de su historia iconográfica. Tres dimensiones Fernández Rivero, Juan Antonio. Tres dimensiones en la historia de la   fotografía. La imagen estereoscópica. Málaga, Ed. Miramar, 2004. Una   completa historia de la fotografía estereoscópica desde sus inicios en 1838 hasta las primeras décadas del siglo XX. Explicaciones técnicas y capítulos dedicados a Inglaterra, Francia, Estados Unidos y España. Se completa con un índice onomástico. Disponible a texto completo:

Por último advertir al lector que tenga siempre en cuenta la fecha de los textos que reproducimos y considere que el tiempo también ha pasado por ellos y por tanto alguno de sus datos puede tener una versión actual más completa o exacta. Otras publicaciones de la CFRivero pueden verse en el repositorio E-Lis

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

2 comentarios

Las dos fotografías más antiguas de la CFRivero: 1843

Hoy presentamos las dos piezas más antiguas de la Colección Fernández Rivero para celebrar nuestro particular cumpleaños de la presentación de la fotografía: Un calotipo de William Henry Fox Talbot y un daguerrotipo anónimo de origen francés. Ambos datados en 1843.

Calotipo de William Henry Fox Talbot. Ancient Doorway, Magdalen College, Oxford (Reino Unido). Negativo de papel y positivo de papel a la sal. 1843. (Col. Fernández Rivero)

William Henry Fox Talbot. Ancient Doorway, Magdalen College [Chapel], Oxford (Reino Unido). Negativo de papel y positivo de papel a la sal. 1843. (Col. Fernández Rivero)

Se cumple también en este mes de noviembre de 2014 el 175 aniversario de la fotografía en España, en conmemoración de una fecha, la del 10 de noviembre de 1839, en la que el grabador Ramón Alabern tomó con una cámara de daguerrotipia una vista del edificio de la Lonja del Mar en Barcelona. Una imagen hoy desgraciadamente perdida.

Aunque si lo que buscamos es la fecha más temprana en la que se realizó una fotografía en suelo español, habremos de tener en cuenta un hecho que ya adelantaba Carlos Teixidor y que aparece también en la reciente publicación de Alexandre Ramires: “The voyage of the daguereotype”, una pequeña crónica sobre el viaje de la fragata francesa Oriental-Hydrographe, en la que embarcaron una cámara de daguerrotipia. Relata Alexandre que a su paso por Tenerife entre el 28 y el 30 de Octubre de 1839 se realizó, casi con toda seguridad, una toma con la cámara en dicha ciudad. El hecho es relatado en una carta remitida desde la embarcación, y también en este caso se trata de una imagen perdida.

Sea como fuere, el imparable progreso de la fijación en imágenes de nuestra realidad cotidiana a través de las técnicas fotográficas, derivó desde ese momento de una técnica a otra, en su camino hacia una reproducción cada vez más perfecta. Como muestra de sus primeros pasos traemos hoy dos imágenes:

La primera: el calotipo de la portada de la Magdalen College Chapel, en Oxford. La portada de esta iglesia gótica fué uno de los objetivos de Hery Fox Talbot, en la serie que tomó con destino a la primera revista que se publicó en el mundo con fotografías: The Art Union Journal, en este caso pegadas en las páginas a falta de un método de reproducción fotomecánica. Una iniciativa valiente del propio Fox Talbot, para la que se prepararon más de 6000 copias de un número, hasta ahora, desconocido de tomas originales.

Esta fotografía se publicó en el volumen del año 1846, aunque los documentos de la revista acreditan que fueron tomadas en 1843. Y como le ha sucedido a nuestro ejemplar, muchas de estas pruebas con el tiempo han ido perdiendo definición, un hecho que habría que disculpar dado que prácticamente se trató de un experimento fotográfico, pero que injustamente ha restado prestigio a esta auténtica azaña editorial. La publicación está hoy prácticamente perdida y para recabar información sobre su auténtico contenido fotográfico y cuantos de estos ejemplares han sobrevivido, ha surgido el proyecto: The 1846 Art Union Photographs Project. ¡Si tiene usted un ejemplar de esta publicación con su foto, no deje de avisarles!. Nosotros ya lo hemos hecho. Será interesante ver qué noticias nos depara sobre las primeras obras de Fox Talbot.

Nuestro segundo objeto de mayor antigüedad es un daguerrotipo iluminado, con un lujoso marco de madera y resina, del que únicamene conocemos, por su procedencia, que su protagonista pudo tener alguna relación con la noble familia de Orleans.

Anónimo. Retrato de dama. [Familia d'Orleans]. Daguerrotipo. Francia, 1843 (Col. Fernández Rivero)

Anónimo. Retrato de dama. [Familia de Orleans]. Daguerrotipo iluminado. Francia, 1843 (Col. Fernández Rivero)

Reverso del daguerrotipo anónimo "Retrato de dama [familia d'Orleans]. Francia, 1842. (CFRivero)

Anónimo. Reverso del daguerrotipo “Retrato de dama [familia d’Orleans]. Francia, 1843. (CFRivero)

  

 El tamaño es de 1/6 de placa, que equivale a un rectángulo de unos 7 x 8 cms. y era de las medidas más frecuentemente utilizadas.

Esta es la imagen del reverso que se conserva perfectamente, y aquí debajo el detalle de la inscripción con la fecha en que fué realizado: “Fait le 15 7bre. 1843″

Inscripción ampliada del reverso del daguerrotipo "Retrato de dama"

Texto manuscrito ampliado del reverso del daguerrotipo “Retrato de dama”

Es interesante esta fecha en la que aún eran muy escasos los estudios de daguerrotipia en París o en Londres. Al ser el daguerrotipo un objeto frágil, que se deteriora con facilidad a la intemperie y se puede destruir por el contacto con los dedos u otras superficies, se protegía siempre con un cristal y enmarcado o encastrado en cajitas de diversos materiales.

Bibliografía:

Teixidor, Carlos (1999). La fotografía en Canarias y Madeira: la época del daguerrotipo, el colodión y la albúmina: 1839-1900. Madrid. ISBN 84-605-8665-0.

Ramires, Alexandre. The voyage of the daguerreotype. On the Daguerreotypes and Physionotypes of the Oriental-Hydrographe. Coimbra, 2014. (Libro no en venta)

CFRivero. Identificación de daguerrotipos. Artículo en Mundocolección.

Post relacionados:

Daguerrotipos “Made in Spain”

Hallado un daguerrotipo de Gairoard

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

Deja un comentario

El Chorro: una historia fotográfica

De cómo la fotografía ha mirado desde su origen hacia aquellos parajes extraordinarios de la geografía: El caso del impresionante desfiladero de los Gaitanes en El Chorro (Málaga).

Imagen en Photochrome de Photoglobe Zurixh del desfiladero de los Gaitanes en Málaga. 1905

Photoglobe Zurich. Desfiladero de los Gaitanes, El Chorro, Málaga. Photochrome, 1905

Abstract: From the beginning, photography has always looked towards those extraordinary places of geography: the case of the impressive Gorge of los Gaitanes in El Chorro (Málaga).
On the occasion of the celebration of the European Heritage Days, the CFRivero has collaborated with a lecture / screening of more than one hundred selected images of the major group that exists in the collection around this singular place.

“[… el río] se va á despeñar entre dos peñas tajadas de grandísimo altor, … donde llaman el despeñadero“. Así describe Luis del Mármol Carvajal (1) el cañón de más de tres kms. de longitud que llega a alcanzar los 300 m. de altura, excavado por el río Guadalhorce. Con motivo de la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio, la CFRivero ha colaborado con una conferencia/proyección de más de cien imágenes seleccionadas del importante grupo que existe en la Colección en torno a este singular paraje.

Juan Antonio Fernández Rivero en un momento de la Conferencia sobre el pareje de El Chorro. Octubre 2015

Juan Antonio Fernández Rivero en un momento de la Conferencia sobre el paraje de El Chorro. Octubre 2015

Es José Spreáfico quien entre 1863-64 realiza la crónica fotográfica de las obras del ferrocarril Málaga-Córdoba que oradan la montaña en paralelo con el desfiladero, y deja un amplio muestrario no sólo de esta hazaña de la ingeniería sino del paraje en su conjunto. Y un par de años más tarde es José Martínez Sánchez quien vuelve a este lugar para incluir este atrevido trazado en su reportaje sobre las obras públicas en España.

Tren de la línea Málaga-Córdoba a la salida de la Estación del Chorro, Málaga. Fotografía anónima, hacia 1905. Gelatinobromuro. Col. Fernández Rivereo

Anónimo. El ferrocarril a su paso por El Chorro, Málaga. 1905. Gelatinobromuro

Han de pasar más de 20 años para que los fotógrafos vuelvan a acercarse a este lugar, son los profesionales Rafael Garzón y Miguel Osuna quienes nos han legado sendas muestras de su visión de este accidente geográfico. Prueba del interés que siempre ha despertado este paisaje es que muchas de estas imágenes se imprimieron como tarjetas postales a comienzos del siglo XX. Al interés paisajístico del lugar se suma una nueva circunstancia a principios de este siglo: en el entorno del desfiladero y por su cara norte, la confluencia de los tres ríos que vienen a cruzar hacia el sur por la Garganta del Chorro, provoca la construcción de un gran embalse, que no sólo aprovecha la fuerza del agua para obtener energía eléctrica, sino que contribuye a un mejor aprovechamiento de las aguas para el riego de la vega malagueña. Es otro momento histórico para la fotografía del lugar, que toma nota del desarrollo de estas obras y de sus momentos estelares como en la inauguración del pantano por Alfonso XIII en 1921.

Anónimo. Caminito del Rey en el Desfiladero de los Gaitanes. Málaga. Gelatinobromuro, 1920

Anónimo. Caminito del Rey en el Desfiladero de los Gaitanes. Málaga. Gelatinobromuro, 1920

Al mismo tiempo y para facilitar los trabajos relacionados con la obra hidráulica se construye un pasillo suspendido, a un nivel de más de 100 m sobre las paredes del desfiladero, que lo recorre en toda su extensión y que se convierte en un atractivo más para los excursionistas que aprovechando el trayecto del ferrocarril, comenzaron a aparecer por esta agreste región. Llamado inicialmente “los Balconcillos” y “Caminito del Rey” después de que lo recorriese el Rey, fué durante muchos años un paseo extraordinario que permitía apreciar con intensidad la belleza del cañón y la magnificencia de la verticalidad de sus paredes rocosas. Tras permanecer cerrado en los últimos años debido a su abandono, se abrirá de nuevo a los más osados en los primeros meses de 2015. Y son los excursionistas aficionados a la fotografía quienes a partir de los primeros años del siglo XX, vienen a multiplicar la disponibilidad de imágenes de todo el entorno: El desfiladero, el cauce del Guadalhorce, el Caminito del Rey, los embalses y el propio paraje de El Chorro.

Anónimo. Pasajeros en la Estación de El Chorro, Málaga. 1910. Gelatinobromuro.

Anónimo. Pasajeros en la estación de El Chorro, Málaga. 1910. Gelatinobromuro.

Un lugar que bien merece unas fotos. Así lo vieron quienes lo visitaron en el pasado y quienes podemos hoy disfrutar de su belleza. (1) Luis del Mármol Carvajal. “Historia de la rebelión y castigo de los moriscos del reino de Granada. Málaga, 1600. Libro IX, cap. III. Citado por Alejandro Rosas en su conferencia: “El Chorro: Razón histórica de un topónimo”. El Chorro, Octubre 2014.

2 comentarios

Daguerrotipos “Made in Spain”

Nuestro amigo, el historiador de la fotografía Rafael Garofano, ha publicado en el Diario de Cádiz un interesante artículo sobre las técnicas fotográficas, que ilustra con un daguerrotipo de la CFRivero del que queremos contaros algo.

Daguerrotipo de José María Blanco (Cádiz) de un militar español, realizado hacia 1855. (Col. Fernández Rivero)

Blanco, José María. [Retrato de un militar español]. hacia 1855 Daguerrotipo. (Col. Fernández Rivero)

Se trata de uno de los escasísimos ejemplos de retratos al daguerrotipo realizados en los estudios de fotógrafos españoles que practicaban esta pionéra técnica fotográfica.

Un poco de historia:

Ya comentamos en el post “Hallado un daguerrotipo de Gairoard“, cómo la posibilidad de realizar retratos mediante la primitiva técnica fotográfica del daguerrotipo, hizo que  una auténtica legión de daguerrotipistas franceses e ingleses recorriesen el mundo conocido como fotógrafos transeúntes. Conocemos bastantes nombres de los que recorrieron la geografía española junto con Gairoard. Pero, salvados los primeros años, de forma natural comienzan a aparecer artífices de este arte con nombres españoles, en la mayor parte de los casos instalados de forma permanente en las principales ciudades.

Son conocidos algunos estudios de daguerrotipia de fechas muy tempranas en España, el más precoz el de Mauricio Sagristá en la Barcelona de 1842, junto con otros colegas algo posteriores como Joan Parés, Severo Bruguera(1), Ignacio Mariezcurrena o Rafael Albareda. En 1843 aparece el de José Beltrán en Madrid, ciudad en la que se establecen Alfonso Begué y Nicolás, José y Salvador Albiñana también en fechas muy tempranas; en 1845 E. Martí que más tarde se traslada a Barcelona y en 1846 el cuñado de éste: Manuel Herrero . Francisco de Leygonier está documentado en Sevilla en 1845, José María Blanco y José Roquero a partir de 1848 junto con Ramón Andrey  en 1850 en Cádiz y Miguel Sanz y Benito en Pamplona ya en la década de 1850. Publio López Mondejar nombra además a Juan J. Barrera en Valencia, García Peribáñez y Fernández de Neira en Valladolid, Casimiro de Ibarra en Cantabria, Genaro Ximénez en Jaén. Quizá el más conocido de estos estudios es el de Napoleón, de M. Fernando y su esposa Anäis en Barcelona que abrió sus puertas en 1853.

Tenemos noticia de sus trabajos gracias a las investigaciones de numerosos autores, pero son muy escasos los daguerrotipos que han llegado hasta nosotros. Nos referimos en este caso a los retratos, ya que las tomas de vistas son aún más escasas.

Nuestro daguerrotipo:

Nos gustan los daguerrotipos, hemos intentado reunir ejemplos interesantes y representativos de diversas escuelas… pero no ha sido fácil obtener alguna muestra de daguerrotipos firmados por autores españoles, y este retrato de un jóven militar español (anónimo) realizado en Cádiz en la década de 1850 es nuestro mejor ejemplo.

Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de José María Blanco. Cádiz, hacia 1850. (Colección Fernández Rivero)

Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de José María Blanco. Cádiz, hacia 1850. (Colección Fernández Rivero)

Es interesante revisar la etiqueta identificativa que el fotógrafo José María Blanco pegó al dorso del retrato, en la que nos informa de la ubicación de su estudio y de los diversos productos que ofrece al público.

Incluímos aquí otro ejemplo de un daguerrotipo con firma de un autor español que tenemos en la CFRivero, se trata de un trabajo del daguerrotipista Miguel Sanz y Benito, instalado en Pamplona en la década de 1850. Un autor del que no hemos encontrado más noticias que los datos que inserta en su etiqueta: “Profesor de pintura y director de la Academia Pública de Dibujo”

Daguerrotipo de Miguel Sanz y Benito, realizado en Pamplona hacia 1850. (Col. Fernández Rivero)

Sanz y Benito, Miguel. [Retrato de una dama navarra]. Pamplona, 1850. Daguerrotipo (Col. Fernández Rivero

Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de Miguel Sanz y Benito. Pamplona 1850. (Col. Fernández Rivero)

Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de Miguel Sanz y Benito. Pamplona 1850. (Col. Fernández Rivero)

Bibliografía:

(1) Nuria Fernández Rius, Pau Audouard, fotògraf retratista de Barcelona De la reputació a l’oblit (1856-1918), p. 50.

Kurtz, Gerardo. La fotografía en España. Espasa Calpe. Madrid 2001.

Martos Causapé, José Félix. Del daguerrotipo al colodión: La imagen de España a través de la fotografía del siglo XIX.

Garófano, Rafael. Fotógrafos y burgueses: el retrato en el Cádiz del siglo XIX. Cádiz, Caja San Fernando, 2001

López Mondejar, Publio. Madrid: Laberinto de Memorias: Cien Años de Fotografía, 1839-1936. Lunwerg, 1999

Post relacionados:

“Hallado un daguerrotipo de Gairoard”

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

Deja un comentario

El balneario de Panticosa en la Colección Castellano de la BNE

Resumen:  Identificamos al autor de unas fotografías de Panticosa, ánónimas para la Biblioteca Nacional de España, por coincidir exactamente con otra de nuestra colección.

Fotografía de la casa de los baños en Panticosa, perteneciente a la Colección Castellano de la Biblioteca Nacional de España

Baños de Panticosa – Casa de los Baños. BNE

Del magnífico fondo fotográfico que posee la Biblioteca Nacional de España, casi 6000 fotografías pueden contemplarse en la Red a través de la Biblioteca Digital Hispánica. Es un “viaje” que os recomendamos, una exploración llena de interesantes sorpresas.

Y es una de estas gratas sorpresas la que os queremos comentar:

Entre estas fotografías se encuentra un conjunto denominado “Colección Castellano“, que fué intercambiada por otras obras a la BNE por el pintor Manuel Castellano. Son unas 18000, casi siempre de autor desconocido y en su mayoría retratos de la sociedad madrileña. Junto a éstos hay unas 700 vistas de distintos lugares de España: Ávila, Barcelona, Bilbao, Burgos, Cádiz, Granada, Jérez de la Frontera, Madrid, Málaga, Murcia, Pamplona, San Lorenzo de El Escorial, Santander, Segovia, Sevilla, Tarragona, Valencia y algunas vistas de Roma y del cercano Oriente, según informa la propia BNE.

Corresponden a tomas realizadas entre 1855 y 1875 y “pueden calificarse de absolutamente extraordinarias. Tanto desde el punto de vista artístico, documental o histórico las fotografías son excelentes. Las vistas son un conjunto de gran calidad y en muchos casos constituyen documentos de gran rareza”(1).

La búsqueda con los términos “Colección Castellano” nos muestra, entre otros documentos, 79 registros fotográficos que en su mayor parte son de piezas individuales pero que también incluyen algunos álbumes. Hojeando este interesante grupo, casi escondidas en uno de ellos, el subtitulado Vistas de España, nos topamos con 3 vistas anónimas de los  Baños de Panticosa, un balneario de aguas termales situado en el Pirineo español  que se dotó de una moderna infraestructura hotelera en 1844. Unas fotografías que enseguida llamaron nuestra atención y que nos resultaban extrañamente familiares.

Tras algunas pesquisas en nuestra colección, no fue muy difícil encontrar una fotografía exactamente igual a la que publica la BNE, titulada:Baños de Panticosa. Casa de los baños“, que reproducimos aquí arriba. Y bajo estas líneas os mostramos la perteneciente a nuestra colección:

Fotografía de Fernando Guerrero Scholtz de la "casa de los baños" en Panticosa, hacia 1865. Albúmina. Col. Fernández Rivero

Fernando Guerrero Scholtz. Baños de Panticosa. 1860/70. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

La coincidencia es total, es el mismo negativo algo más recortado en nuestra fotografía, la cual se encuentra en una colección que denominanos “Álbum de Adra“, (al que ya dedicamos una entrada en este Blog y del que publicamos un artículo). Como otras muchas fotografías de este álbum, está firmada con las iniciales F. G. que corresponden a Fernando Guerrero Scholtz. 

Y es en la identificación del autor de esta temprana fotografía donde radica el interés del hallazgo de esta coincidencia. Las obras fotográficas se enriquecen con cuantos datos puedan contribuir a su mejor identificación y no es el menor saber quien es el autor de la toma que, en estos momentos iniciales del arte fotográfico, suele ser también el responsable de la realización de los positivos.

Fernando Guerrero Scholtz, aunque nacido en Marsella a causa del exilio político de su abuelo paterno (natural de Tarifa), aparece empadronado en Adra en la década de 1860, ciudad en la que su familia posee una industria de fundición de plomo. Su hermana Emilia casó con Eduardo Heredia Livermoore perteneciente a una de las familias malagueñas más ricas de la España de su tiempo, dueña asimismo de la fundición de San Andrés, en Adra. Tenemos pues a Fernando, un hombre de negocios que frecuenta la alta sociedad, los balnearios y que es además un buen aficionado a la fotografía.

Son escasos los ejemplos de fotógrafos no profesionales en estos primeros años del desarrollo fotográfico, es un arte costoso y difícil de prácticar, sin embargo los ejemplares que nos ha legado Fernando Guerrero Scholtz tienen las características de una obra profesional de gran calidad, en el encuadre de las tomas y también en la calidad de los positivos en tonos intensos que denotan un experto manejo de los materiales.

Son todos estos los elementos que de alguna manera propiciaron que algunas de sus fotografías del balneario de Panticosa llegaran a las manos de Manuel Castellano.

Fotografía de los Baños de Panticosa de Fernando Guerrero Scholtz hacia 1860, Albúmina (Colección Fernández Rivero)

Guerrero Scholtz, Fernando. Baños de Panticosa. 1860/ Albúmina. (Col. Fernández Rivero)

Saber más:

Fernández-Rivero, Juan Antonio. El álbum de Adra, 2010. In Farua: revista del centro virgitano de estudios históricos. Centro Virgitano de Estudios Históricos del Ayuntamiento de Berja (Almería).. pp.301-310.

(1) “150 años de fotografía en la Biblioteca Nacional” / Kurtz, Gerardo F y Ortega, Isabel (Coord.). Madrid : Ministerio de Cultura, Ediciones El Viso, 1989

BNE. Exposición Virtual. “Fotografías recogidas por el pintor Manuel Castellano, Tomo 6″

Montserrat Zapater, Octavio. “Un espacio de salud y ocio en el Pirineo Aragonés: el balneario de Panticosa”. Eria. 1995:35-53.

Post relacionados:  “El álbum de Adra”

¡Gracias por leer esta entrada!
Si te ha gustado, difúndela.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 611 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: